La tecnología en la vida diaria.

by eduardorangelvillarreal

El impacto de la tecnología en nuestras vidas es innegable, tal y como expresan los autores en este capítulo. Ahora hay también una relación con la tecnología, no sólo con otras personas. Esa relación con la tecnología es mayor hoy que cuando se escribió este texto ya que muchos de los avances mencionados han sido superados. Ahora los “smartphones” y las redes sociales son las que dictan nuestra relación con la tecnología.

 

Estos aparatos y software son denominados como “tecnologías relacionales” y representan una etapa más en nuestras relaciones interpersonales. El internet, como otras tecnologías antes de él, ha revolucionado la forma en que nos comportamos socialmente y ha sido objeto tanto de críticas como alabanzas. Las mismas objeciones, explican los autores, que le fueron hechas a la radio y a la televisión las enfrenta hoy el internet. Que favorece el individualismo, que disminuye las interacciones cara-a-cara, que propicia el aislamiento de las personas… En realidad, el internet no es solo una nueva forma sino un nuevo nivel en nuestra comunicación. Las redes sociales han propiciado que retomemos contacto con viejas amistades y lo mantengamos con personas con quienes de otra forma lo perderíamos. También aquello que sucede en las redes sociales impacta en nuestras interacciones cara-a-cara y viceversa. La vida en internet es una nueva esfera de la vida social y quien no forma parte de ella se pierde de una parte importante en sus relaciones.

 

Las tecnologías móviles nos han permitido coordinar mejor nuestras interacciones. Hoy ya no es necesario acordar la hora y lugar exactos para un encuentro antes de salir de casa. Los mensajes de texto y más recientemente los servicios de mensajería instantánea exclusivos de los teléfonos inteligentes, favorecen la espontaneidad de dichos encuentros. La tecnología facilita las interacciones pero al parecer de algunas personas también la dificulta. Muchas fotos que se comparten en Facebook se refieren al problema de que la gente que está sentada a la misma mesa, no se relaciona entre sí, sino que está sumergida en sus teléfonos inteligentes.

 

¿Entonces la tecnología facilita o dificulta la interacción? Como dueño de un “smartphone”, puedo decir que he comprobado las ventajas de la tecnología. Los mensajes de texto quedan casi obsoletos (ayudando a nuesta economía) y, como dicen los autores, la interacción virtual con amigos que conocemos fuera del internet es tan válida como la interacción cara-a-cara. En cuanto a las desventajas, creo que el asunto queda más a criterio de cada quien el darse cuenta de qué tan apropiado es el momento para usar o no el celular. En mi experiencia, cuando estoy físicamente con la gente con la que me comunico mucho por internet, es porque son las personas que más aprecio. Por lo tanto, no veo la necesidad de usar mi celular.

Image

Advertisements